Bonneville Brat style

Bonneville Brat Style

Una Bonneville Brat Style propone y promete todo lo que va a cumplir, una moto cómoda y manejable para el día a día, ideal para moverse por la ciudad y permutar entre la ciudad, residencia y trabajo. Todas nuestras motos se han realizado sobre la base de las Triumph Modern Classics de la marca inglesa. Este es nuestro catálogo de motos transformadas y personalizadas para clientes de diferentes nacionalidades: España, Italia y Francia.

Qué es el brat style en una Bonneville:

El Bonneville Brat Style es el estilo resultante a la llegada de la moto clásica a la urbe. A medida que pasan los años los cascos urbanos se ensanchan más y más, e incluso en muchas ocasiones la metrópolis acaba absorbiendo diferentes pueblos que se acaban convirtiendo en barrios de una gran ciudad.

De tal forma, la mayoría de las veces cogemos la moto solo para circular por ciudad propiamente dicha, con lo que la congestión, la configuración de las curvas y el trazado hacen del estilo de conducción algo muy concreto para que haya una comodidad.

Nacido en Japón, el Brat Style es la manera de imbuir una estética concreta a la moto clásica siempre teniendo en cuenta un parámetro claro como es el de la comodidad de cara a la circulación urbana, y nada mejor que una Bonneville Brat Style para cumplir todos estos requisitos.

Un manillar cómodo, una posición relajada o erguida, y unos escapes siempre por la zona inferior de la moto son unos de los pilares básicos de una estética Brat Style en una Bonneville.

Qué motos valen para una Brat Style:

Hay muchas motocicletas que se pueden prestar a una modificación Brat Style. Obviamente destacan toda la serie de motocicletas clásicas japonesas (al ser el estilo originario de allí), y en la galería de fotos Brat Style no faltarán sin duda un buen número de marcas japonesas y sus modelos legendarios en motos de corte clásico.

No obstante, la casa inglesa Triumph se ha ido posicionando poco a poco como una marca puntera para realizar transformaciones Brat Style, entre ellas obviamente el modelo polivalente de Triumph, la Bonneville. Si bien es verdad que otras motocicletas neoclásicas de Triumph como la Thruxton o la Scrambler también podrían valer para un concepto Brat Style, pensamos que nada como una Bonneville para este tipo de concepto estético, de ahí que tenga una categoría específica que unan el modelo Bonneville con el concepto Bonneville Brat Style.

Quiero una Brat Style

Cómo transformamos una moto Bonneville Brat Style:

La motocicleta Bonneville Brat Style puede ser modificada por Tamarit sin ningún problema aparente.

1. Si tienes una Triumph Bonneville:

Puedes por un lado dejarnos tu Triumph Bonneville (en caso de que seas dueño de una), y nosotros te la recogemos en tu casa y la llevamos hasta Elche (Alicante), donde se encuentran nuestras oficinas y talleres.

2. En caso de que no tengas una Bonneville para Brat Style:

Tamarit Motorcycles se ofrece sin coste adicional a buscarte una moto de segunda mano que se de adapte a las necesidades tanto del conductor como del concepto estético que se busca.

3. Diseño de la Brat Style Bonneville:

Una vez tenemos la moto sobre la que trabajar, el equipo de Tamarit Motorcycles trabaja codo a codo con el cliente para encontrar el diseño para Triumph Bonneville Brat Style que más le guste al cliente. Se suele partir de una idea previa, bien de nuestro catálogo o de cualquier trabajo que pulule por Internet.

Acto seguido, Tamarit Motorcycles propone una serie de diseños en base a las directrices que el cliente propone, y entonces queda ya de la mano del cliente el decidirse por una propuesta o seguir madurando las opciones.

Triumph Bonneville Brat Style precio:

La gran diferencia de un precio a otro es la motocicleta que se use como base.

1. Si es una Bonneville nueva:
El presupuesto incrementará significativamente si la base para Brat Style Bonneville es una motocicleta nueva, una Bonneville T100 o una Bonneville T120, ya que estas cuestan en su configuración básica alrededor de 10.000 euros (la T100) y 12.000 (la T120) .

2. Si es una Bonneville antigua:
Una opción menos onerosa es buscar una Triumph Bonneville de segunda mano, la cual si está en buen estado puede ser la candidata perfecta a una transformación Bonneville Brat Style. Estas motos giran en torno a los 5000 y 6000 euros según estado de conservación y kilometraje. La moto no obstante, a pesar de ser de segunda mano, es revisada por los técnicos de Tamarit Motorcycles y entregada al cliente en perfecto estado de funcionamiento lista para circular en garantías.

Quiero un presupuesto personalizado

Fotos Brat Style Bonneville:

Cuando Tamarit Motorcycles termina un proyecto Bonneville Brat Style hacemos 2 sesiones de fotos de dicho proyecto.

La primera sesión de fotos de la Brat Style Bonneville son fotos que realizamos en un estudio, 5 vistas de como ha quedado el resultado de la moto: dos laterales, frontal, trasera y cenital.

La segunda parte de las sesiones de fotos de la Triumph Bonneville Brat Style es buscar un entorno o localización que se adapte al estilo del proyecto y realizar un reportaje de unas 30 fotos que luego colocaremos en nuestra web.

Junto a estas fotos que hacemos a las motos contamos la historia real desde que llega el cliente a nuestra casa hasta el resultado final de las motos.

Bonneville Brat Style Triumph Transformación:

Las Bonneville Brat Style de Triumph son unas de las motocicletas más solicitadas por nuestros clientes, a parte de las siempre presentes y famosas Café Racer. Los clientes que quieran una moto urbana y cómoda, pero sin perder gran parte de la estética clásica suelen decantarse por este tipo de transformaciones.

Se puede decir que la primera Bonneville transformada en el estilo Brat Style puro de Tamarit Motorcycles es Pantera, proyecto el cual tuvo una gran repercusión en medios especializados, y que al equipo de Tamarit le gustó tanto que hasta le dedicó ciertos diseños para las prendas de ropa a la venta en boutique.

Otros diseños que también nos encantaron fue la aventurera Muralla, usada para una ruta interminable hasta la China milenaria, o la variación Brat Style de Yunque, la cual sirvió como punto de presentación para el set de piezas Brat Style en las nuevas motocicletas Bonneville de segunda generación refrigeradas por líquido.