Guilford Motorcycles

Una moto brat style diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Guilford

A principios de año, un íntimo amigo nos llamó para presentarnos a un grupo de personas. No sabíamos para qué, ni por qué, pero organizamos una reunión exprés esa misma tarde en nuestras oficinas. Cuál fue nuestra sorpresa al ver que eran los chicos de Pompeii, una marca que conocíamos muy bien.

Si bien el motivo de la visita no es importante ahora, el caso es que recibimos a sus cuatro propietarios, entre ellos a Cosme, el diseñador de la marca, y surgió el feeling y nos dimos los teléfonos.

Cosme estaba interesado en comprarse una moto, pero no sabía cuál. Estaba entre una preparación o una Yamaha de origen, y después de varios whatsapp y llamadas conseguimos que entrara en razón (una Triumph).

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Meses después aprovechamos un viaje a Madrid en el que íbamos a entregar una moto para reunirnos con nuestro amigo Cosme, sólo para descubrir que ahora era uno de los diseñadores de El Ganso.

«Tenía una cosa muy clara: quería una moto cómoda y urbana, con un look muy clásico».

Cosme no tenía moto, por lo que teníamos que buscarle una. Su moto debía estar limitada, así que de entrada descartamos nuestras favoritas, la Thruxton 1200 y la Bonneville T120. En cualquier caso, tenía una cosa muy clara: quería una moto cómoda y urbana, con un look muy clásico.
Tras intercambiar decenas de ideas y diseños entre oficina y cliente, Cosme tomó una decisión. Para algo sobrio y una moto urbana, la elección obvia era un manillar Clubman, conservando el faro de origen, nuestra clásica rejilla y los soportes four line. El frontal lo completan los guardabarros, el mini cuentakilómetros, los preciosos intermitentes en el extremo del manillar, espejos retrovisores y la común reubicación del regulador de electricidad. Con todo eso la parte delantera quedó más que equipada y customizada.

Quiero una moto Tamarit.

Otras de las piezas que se incluyeron fueron el siempre imponente cubrecarter Hummer, un tapón de depósito Motone y las nuevas tapas laterales para modelos de antigua generación.

Y ya en la parte posterior de la Bonneville podemos destacar la instalación de nuevo escape, cubrecadenas, asiento, guardabarros trasero, curva de 25 mm para recortar el subchasis, piloto trasero con su soporte de matrícula, clavijas para la instalación y catadióptrico.

Quiero una moto Tamarit.

Solo nos queda hablar de su color: Cosme se decidió por un verde inglés, combinado con un color metálico simulando aluminio cepillado y oro.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.