Hidalgo Motorcycles

Una moto Triumph Scrambler diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Hidalgo

Aunque a estas alturas y tras cuarenta motos entregadas suene a frase recurrente, Tamarit Motorcycles no vacía su cabeza pensante de ideas, diseños, bocetos, complementos a incorporar, nuevas técnicas, estilos y maneras de innovar. Siempre intentando salir de lo convencional y dejar a la mayor cantidad de gente posible boquiabierta cuando levantamos el velo que cubre nuestro último proyecto en las sonadas fiestas de presentación en nuestro abarrotado showroom.

Desde hacía algún tiempo rondaba por el taller la idea de hacer una Scrambler tipo años 70, con el asiento partido en dos, el trasero encima del guardabarros y una matrícula flotante sobre gomas de cross. Era un proyecto de moto prácticamente completado a falta de un cliente que quisiera adquirirlo y poner a Tamarit Motorcycles a trabajar, cosa no muy común, ya que recordemos que el Scrambler es el concepto menos popular de las tres grandes familias que abarca Tamarit: Café Racer, Brat Style y Scrambler.

Por suerte, nuestro cliente Víctor nos lanzó ese guante, y con él su Scrambler para poner de nuevo la maquinaria de transformación de Tamarit a funcionar.

Empresa y cliente se dieron cita en la finca de este último, situada en las castizas tierras de Mérida, donde se realizaron los primeros apretones de manos y se firmaron los contratos pertinentes. Llegó la hora de conocer a la criatura. La Scrambler de Víctor ya presentaba ciertas modificaciones, pero dio manga ancha a Tamarit Motorcycles para que le sorprendiera con una transformación radical y nunca vista.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Una vez cargada la moto en el camión y ya de vuelta a tierras levantinas, donde se encuentra el cuartel general de Tamarit, la moto conocida como «Hidalgo», en honor al propio cliente, fue equipada con todo cuanto una Scrambler de Tamarit a prueba de bombas podría llevar: dos poderosos guardabarros, nuestro cubrecárter de acero y el nuevo cubrecadenas.

«La Scrambler de Víctor ya presentaba ciertas modificaciones, pero dio manga ancha a Tamarit Motorcycles para que le sorprendiera con una transformación radical y nunca vista».

Quiero una moto Tamarit.

Respecto a las piezas de importación, Hidalgo fue equipada con la vanguardia en calidad y tecnología, como puede verse en los faros, las piñas, los intermitentes, el novedoso panel instrumental o en el sistema de escape italiano de estilo Scrambler.

Presentación de Hidalgo

Hidalgo, al igual que el proyecto Titán, fue presentada en la tienda Irons Café Racer de Madrid, que de nuevo se abarrotó para observar en primera fila la última creación de Tamarit junto con el afortunado dueño, el cual tuvo el placer de desvelar la moto y arrancarla a todo gas ante todos los presentes. Más tarde, la moto sería también presentada en nuestro Showroom en Elche, junto al proyecto Ruby.

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.

Cuando llegó el turno de la pintura nos encontramos con un pequeño dilema. Al no obtener ninguna indicación por parte del cliente, debíamos encontrar el equilibrio perfecto entre algo fuera de lo común pero tampoco muy arriesgado, con lo que al final se optó por un elegante contraste entre tonos oscuros como base y el cromado oscuro junto a formas de estilo clásico en blanco y rojo.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto