The Boss motorcycle

Una brat style diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de The Boss

Habrá mucha gente de acuerdo en que durante el verano pasan las mejores cosas del año, y es que se trata de una estación que trae con si el buen tiempo e incluso el periodo de vacaciones para algunos. Y así fue como el proyecto #54 llegó hasta a nosotros. Con la buena vibra que desprende esta estación del año, llegó Javi a nuestra tienda para conocernos durante sus vacaciones. Nos seguía desde hace mucho tiempo y decidió acercarse hasta la sede principal de Tamarit para comentarnos algunas ideas que tenía. Pero como pasa en muchas ocasiones, todos los estilos tienen rasgos que nos gustan y es difícil saber cuál es el más adecuado para nosotros.

Además, no siempre se tiene la oportunidad de contar con una moto de casa, por lo que se debe buscar primero una motocicleta que sirva como base del proyecto. Aprovechando que se trataba de una visita en persona, estuvimos hablando sobre posibles motos y estilos que podrían encajar con las ideas que nos trasladaba. A partir de las pautas de Javi, conseguimos llegar a determinar que el estilo del proyecto número #54 sería una Brat Style, apostando así por una moto más cómoda y urbana.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

En todos los proyectos siempre hay una norma base sobre la que giran el resto de ideas y en este caso, una de las condiciones era que debía ser una moto de color negro, aunque en un comienzo no sabíamos cómo se iba a enfocar ya que no estaba claro exactamente lo que iba a ser de color negro en la estructura de la moto. Tras darle un par de vueltas a la idea, nos dimos cuenta de que lo que realmente buscaba era un motor negro. Cuando uno de nuestros clientes busca hacerse una transformación pero no cuenta con una moto Triumph propia, desde el taller nos solemos encargar de buscar una moto de segunda mano que se ajuste a las necesidades de las modificaciones.

«Hay una norma base sobre la que giran el resto de ideas y en este caso, una de las condiciones era que debía ser una moto de color negro.»

Quiero una moto Tamarit.

En este caso, lo ideal hubiera sido contar con una Bonneville T100 Black como base para lograr el resultado de una manera más fácil pero en esta ocasión fue el cliente quien compró la moto, ya que la tenía localizada previamente. El proyecto #54 comenzaba con una Bonneville T100 con el motor cromado, todo lo contrario a lo idóneo para la transformación pero un verdadero reto que pasaría a formar parte del garaje Tamarit con el nombre de The Boss.

Con los diseños aprobados y la moto lista para la transformación, comenzaba a rugir de nuevo toda la maquinaria de TMRT. Una vez en el taller, lo primero que se hizo fue desmontar el motor para poder dar el acabado de color negro satinado, tanto al motor como a sus respectivas tapas laterales. Con este paso se resolvió el primer requisito de la transformación.

A continuación, se recortó el subchasis para introducir el kit Tramontana que consta de trasera del subchasis en forma de tubo de 25mm, reflectante, piloto trasero de LED, guardabarros corto de fibra, soporte con luz de matrícula y asiento de poliuretano forrado en piel. En el caso de The Boss, a este pack se le hizo una pequeña modificación ya que se adaptó la luz de freno y posición con sistema led para que se pudiera introducir dentro del chasis. Además, las llantas y bujes fueron pintados con pintura electroestática, mucho más duradera que la convencional. Y siguiendo con la tendencia retro, The Boss ha sido equipado con neumáticos Victory para acentuar aún más este rasgo.

Buscando aumentar la potencia y el rendimiento del motor, en lugar de las tapas laterales originales, se incluyó el kit de tapas “Ruby” para antigua generación de Triumph Bonneville que incluye: filtros de potencia K&N, tapas y una caja hecha de metal que sustituye a la caja de batería original. Otra de las piezas a destacar es la incorporación de una de las últimas creaciones de nuestro taller, el escape “Speedster”, que encaja a la perfección en la estética Brat Style que se quería conseguir con The Boss. También se optó por implantar otras piezas como el cubre cárter “Hummer”, estriberas, cubrecadenas y el guardabarros “New Little Bastard”.

«Cuando uno de nuestros clientes busca hacerse una transformación pero no cuenta con una moto Triumph propia, desde el taller nos solemos encargar de buscar una moto.»

Quiero una moto Tamarit.

En la parte delantera de la moto, también se realizaron algunas modificaciones como el cambio de tijas por las de nuestra propia creación en aluminio mecanizado y junto a los muelles “Pantera”, todo con un perfecto acabado en pintura de color negro satinado. El manillar de The Boss no podía quedarse atrás, se trata de un manillar de 22mm equipado con la última tecnología y elementos de primera calidad. La parte más tecnológica de la modificación del manillar se llevó a cabo de la mano de la marca alemana Motogadget, con la instalación de las piñas de control, los puños con intermitentes y el cuentakilómetros mini con su famosa centralita Blu, que cuenta a su vez con GPS y alarma. También se realizaron otros cambios como la instalación de las torretas LSL para elevar el manillar y espejos retrovisores en el extremo.

En lo que respecta al color de la moto se quiso hacer algo que siguiera con el estilo retro de la idea principal y se apostó porque no tuviera color como tal. Para conseguir esto se utilizó un cromo 80, que no es nada más y nada menos que una pintura que aporta a la motocicleta un aspecto aluminio que pocos saben distinguir que se trata en sí de una pintura y no del propio metal de la moto.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto