Malasangre

Una moto cafe racer diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

Historia de Malasangre

Las historias de los proyectos de Tamarit suelen destacar bien por el modo en el cual se gesta el proyecto, por la motocicleta que se adopta como base, por la personalidad del cliente, o por obviamente las características de la modificación en sí. Podemos decir sin despeinarnos que MALASANGRE es entonces uno de los proyectos más completos que jamás hemos realizado en Tamarit, ya que en todos los aspectos antes mencionados resulta más que notoria.

El feliz ahora dueño de Malasangre, Samuel, quería un cambio radical en su moto, una Triumph Thruxton 1200 R, y a final de Agosto comenzó el clásico contacto entre cliente y empresa, en la que se intercambian primeras impresiones, conceptos, ideas y obviamente primeras cantidades de lo que costaría una modificación semejante a la que se nos solicita.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Lo primero que nos llamó la atención fue el modo en el que Samuel pronunciaba «Tamarit», ya que en un intento entendemos de anglicanizar el nombre, él lo pronunciaba «Tamarai», y de esa forma fue como cariñosamente Samuel se ganó su apodo, Samuel Tamarai! Por supuesto, estas conversaciones son solo informativas y de carácter promocional, no tienen ningún vínculo contractual hasta que el cliente no decide dar el sí al inicio del proyecto. Sí que sí que dijo Samuel para nuestra alegría, ya que encima lo acompañó de las palabras mágicas que siempre esperamos escuchar en cada cliente: «Este es el presupuesto que yo tengo, haces con él lo que quieras, pero quiero una moto Tamarai».

 

«Samuel quería una fuerte transformación y no mentía en su propósito, ya que se incluyeron modificaciones nunca antes realizadas en una moto Tamarit».

 

Las alarmas del zafarrancho de combate volvieron a sonar en todos los rincones de Tamarit y la maquinaria volvió a ponerse en funcionamiento para uno de los mejores proyectos que ha hecho nunca esta casa.

Hablando ya de la moto, Samuel quería una fuerte transformación y no mentía en su propósito, ya que se incluyeron modificaciones nunca antes realizadas en una moto Tamarit, tales como las llantas Kineo y unos filtros de aire nuevos en forma de cuerno de la casa italiana Free Spirits. Los colores de Malasangre debían de ser oscuros a petición del dueño, pero sin embargo nos tomamos algunas licencias en ciertos detalles como ligar los colores de los bujes de las llantas a la tapicería de la motocicleta, los cuales comparten un precioso y elegante color burdeos.

Quiero una moto Tamarit.

Piezas de Tamarit habituales en las transformaciones basadas en esta Triumph Thruxton que no podían faltar son por ejemplo nuestra Quilla Tamarit válida para todos los modelos refrigerados por aire, al igual que nuestro asiento Mónaco, pieza imprescindible para cualquier transformación clásica Café Racer en una Thruxton R de nueva generación. Todas las piezas fueron pintadas a juego en base al estilo general de la moto, así como también la tija y el basculante fueron cubiertos de negro para estar en sintonía perfecta con las tapas del motor importadas de la casa EMD, también disponibles en Tamarit.

Una moto en general cuidada y personalizada en su integridad. Y por si fuera poco, Samuel quería darle un toque distinto a su moto Thruxton en base a todo el resto de Thruxton Tamarit, de tal forma que se le adaptó para su modelo nuestros escapes marca de la casa, ya introducidos en motos nuevas como la T120, que recuerdan también a un artículo mítico de nuestro catálogo, el escape Bocanegra, pero esta vez siendo doble quedando uno a cada lado.

Otra pieza que fue modificada respecto a su aspecto original fue el kit de Tapas Dakota, tapas las cuales fue necesario adaptar a los nuevos filtros de potencia que Samuel requirió para la moto de sus sueños, mientras que la lista de piezas Tamarit que completarían el proyecto serían el kit de eliminación de guardabarros trasero, el cubrecadenas y el ya clásico guardabarros frontal corto. Otras piezas importadas para este proyecto serían las habituales aportaciones de Motogadget respecto a los intermitentes delanteros y traseros o los retrovisores en los extremos de los puños.

Quiero una moto Tamarit.

Malasangre fue presentada como moto Tamarit junto con el proyecto Laia en nuestro showroom como es costumbre. La tela de nuevo descubrió un proyecto radiante y agresivo, el cual se unió a la familia de Tamarit en el momento Samuel arrancó su recién acondicionado motor e hizo temblar las paredes de Tamarit Motorcycles junto a Laia la Scrambler.

«Como quien estrena unos deportivos en la tienda, Samuel se llevó la moto puesta a toda velocidad».

Quiero una moto Tamarit.

Samuel nos pudo transmitir ese entusiasmo y agresividad en su manera de entender las motocicletas y pudimos hacer una modificación que lo dejó completamente satisfecho y pletórico. Como quien estrena unos deportivos en la tienda, Samuel se llevó la moto puesta a toda velocidad, ya que tenemos la suerte de tenerlo cerca al vivir en una población cercana a Elche.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto

Testimonio de nuestro cliente