Muralla Motorcycle

Una moto brat style diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Muralla

La moto Muralla ha sido el proyecto más significativo para Tamarit Motorcycles, [por ser la primera moto de nueva generación que modificamos y por su fin: un viaje de Alicante a China en 30 días], no por ser la moto más bonita o el proyecto con más repercusión, sino por 2 motivos: el primero, porque fue la primera moto de la nueva generación de Triumph transformada por Tamarit Motorcycles, y el segundo, por el destino que le debía aguardar: un viaje de Alicante a China en 30 días.

A finales de 2015 conocimos a David Gavina, presidente del Club Triumph Alicante, un verdadero apasionado de la moto. Alguien para quien hacer 1.000 kilómetros en una mañana es ir a comprar el pan.

Ya sabíamos de todas sus aventuras: Marruecos, vuelta a España, Cabo Norte, Alicante Sudáfrica… Y un día en Tamarit Motorcycles, entre amigos, cervezas y unas risas, alguien del equipo dijo: David, el próximo viaje te vas con una moto transformada por nosotros.

Días más tarde, David se presentó en nuestras oficinas, y nos propuso algo que llevaba dentro de su cabecita ya hace tiempo, y no era otra cosa que un viaje de Alicante a China por la ruta de la seda. 30.000 kilómetros en tan solo 30 días y completamente solo. Y el viaje no sería con su Tiger, sino con una Triumph neoclásica preparada por Tamarit Motorcycles.

La propuesta era muy tentadora. Nadie hasta la fecha ha hecho ese viaje solo y con una Triumph Bonneville; pero ante todo lo importante era la seguridad de David.

Se intentó disuadir de hacer el viaje, porque es un viaje muy peligroso por la situación que atraviesan algunos de los países que cruzaría tales como: Afganistán, Irán, Pakistán, Turquía, Turquestán, etc., y encima completamente solo. Aunque David hizo caso omiso a estas advertencias y siguió con su idea de realizar esa aventura.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Lo primero que se hizo, fue comunicar a Triumph España la hazaña a realizar. En un principio no nos hicieron demasiado caso por no decir ninguno, pero finalmente hubo una pequeña colaboración por su parte.

«La propuesta era muy tentadora. Nadie hasta la fecha ha hecho ese viaje solo y con una Triumph Bonneville; pero ante todo lo importante era la seguridad de David».

Una vez comprada la Bonneville T120, comenzó la fase de preparar la moto Triumph. El resultado sería una moto de Tamarit Motorcycles: una moto urbana, cómoda para ciudad, bonita, pero nunca una moto fabricada y pensada para ese tipo de aventura como pudieran ser una Triumph Explorer o una Triumph Tiger.

Quiero una moto Tamarit.

Queríamos darle altura al asiento, eso lo primero. Más tarde llegó el turno de los silenciosos, y después vinieron un cubre cárter en acero inoxidable, guardabarros corto, rejilla protectora de faro, y las tapas laterales.

«No podíamos olvidar la dificultad del viaje, con etapas de 1.000 kilómetros al día y tramos donde no había donde repostar en 400 kilómetros».

No podíamos olvidar la dificultad del viaje, con etapas de 1.000 kilómetros al día y tramos donde no había donde repostar en 400 kilómetros. Con eso en mente trabajamos en la parte práctica de la moto, por supuesto sin olvidar la estética. Se desarrolló un porta equipaje trasero, para que David pudiese colocar sus enseres, adaptando dos latas de 5 litros de gasolina en los laterales de la moto. También se cambiaron los neumáticos por unos mixtos, y pusimos un manillar de cross con soportes para colocar móvil y GPS, y una regleta con puerto usb para cargar todo tipo de dispositivos.

Quiero una moto Tamarit.

Ya solo quedaba la parte estética: pintura, tapizado, puños en piel, llantas e intermitentes. El resultado fue todo un éxito, sólo faltaba que llegase la fecha y esperar que todo saliera como David tenía en mente.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.