Triumph Thruxton Café Racer

Se podría decir que la gama Triumph Thruxton vino de la mano del estilo Café Racer, y que al tiempo fue la misma moto la que relanzó el estilo en pleno renacer de la moto clásica.

Triumph Thruxton Café Racer es la unión perfecta entre moto y estilo, dos conceptos sin los cuales sería muy difícil entender el trabajo no solo de Tamarit Motorcycles, sino de todos los preparadores de motocicletas neoclásicas del mundo.

Características Triumph Thruxton Café Racer

La Triumph Thruxton Café Racer es una moto ante todo marcada por la estética impuesta en el estilo en cuestión. El estilo clásico británico es reconocible a leguas de distancia por sus estilizadas piezas y por el carácter artesano con el que se dota a las motos. En el mundo perfecto de este estilo no habría dos motos iguales, al haber tantas motos distintas como dueños.

Piezas esenciales de una Triumph Thruxton Café Racer

Existen una serie de puntos de modificación prácticamente indiscutibles para que una moto sea considerada Café Racer.

Asiento: Es la pieza central de la modificación. El cambio más radical de la moto en este tipo de modificaciones es la parte trasera, al ir vestida con el colín clásico de competición así como esta es despojada de su aparatoso guardabarros trasero, dando una apariencia limpia y afilada. También hay opción de instalar un asiento para dos personas, el cual da también un vistoso resultado al combinarse con un acortamiento de chasis.

Quilla: La quilla es la alternativa estilosa al cubrecarter de acero que se suele instalar en las transformaciones de motos estilo Scrambler. Esta pieza de forma aerodinámica cubre los bajos de la moto y aporta gran personalidad al conjunto de la transformación.

Carenados frontales y rejillas: De la misma forma que gran parte de la transformación se centra en la parte trasera, la delantera tampoco se queda mucho más atrás al poder también incorporar piezas que visten la moto de forma considerable. Un carenado tipo bala o de visera, combinado con una rejilla de faro son sin duda detalles que no han faltado en nuestras transformaciones más espectaculares.

En el blog se habla de la Triumph Thruxton Cafe Racer: