Quiero un presupuesto

Othar

La moto número 73 de Tamarit Motorcycles

Una moto con acabado en níquel negro

Un acabado premium que se ha logrado gracias un baño de níquel negro por toda la moto.

En este proyecto se ha realizado un exclusivo baño de níquel negro a todas las partes de la moto, logrando un acabado de alta calidad. La moto queda, gracias a este acabado, dentro del estilo premium de transformaciones de motos Triumph.

Incorporación de llantas Kineo

Algo que destaca a primera vista, es la incorporación de las llantas Kineo, las cuales mejoran las prestaciones y comportamiento de la moto.

«Donde pisa mi caballo no vuelve a crecer la hierba»

¿Qué me costaría un proyecto similar?

En relación a lo anterior, el nombre de Othar está inspirado en el famoso caballo de Atila, del que se conoce por una frase célebre que hacía referencia a que por allá donde pisara el equino, la hierba no volvería a crecer nunca más. Destacando sus fuertes y decisivas pisadas, al igual que su homónimo en Tamarit.

Manillar recto para un aspecto más agresivo

Una estética más agresiva, pero potenciando la comodidad y usabilidad de la moto.

Otro de los puntos que destacan en esta transformación es el manillar recto que se ha añadido para dar un aspecto más agresivo. Y la estética no es su única virtud, ya que se trata de una moto cómoda y manejable.

Vaciado de la electrónica, estilo Tamarit

Reubicación del cableado original en una pequeña caja bajo el asiento.

Quiero un presupuesto

Algo que ya viene siendo común en los últimos proyectos de Tamarit, es el vaciado y reubicación del cableado de origen. Para la reubicación de este cableado, se creó una cajita a la que se puede acceder debajo del asiento.

Cuentakilómetros insertado en el depósito

Cuentakilómetros incrustado en el depósito para un acabado más limpio.

En Othar se ha incluido un imprescindible, el cuentakilómetros de Motogadget, pero en esta ocasión se ha incrustado en el depósito para un acabado más limpio y minimalista.

Entrega de Othar en Marbella

Tamarit se desplazó hasta Marbella para hacer una pequeña sorpresa al dueño de la moto #73, Pablo.

La entrega de Othar fue especial, en esta ocasión parte del equipo de Tamarit se desplazó hasta Marbella para hacer una pequeña sorpresa al dueño de la moto #73, Pablo. Aprovechando que el cliente no nos conocía en persona, nos encontramos con él en un concesionario y tras gastarle una pequeña broma, le hicimos entrega de su moto, Othar. Su mujer formo parte de esta pequeña sorpresa con motivo del Día del Padre, sin duda, un día que no olvidará.

Detalles de Othar

¿Qué me costaría un proyecto similar?

Quiero una moto Tamarit

Si estás interesado en hacer un proyecto como este, ponte en contacto con nuestro equipo y recibe información personalizada según tus necesidades.

Quiero un presupuesto