Motos Dirt Track

Las motos Dirt Track son difíciles de ver por las carreteras y exposiciones españolas, no obstante en Tamarit nos encanta este este estilo procedente de América que propone un concepto totalmente diferente. Todas nuestras Dirt Track motos Style se han realizado sobre la base de las Triumph Modern Classics de la marca inglesa. Este es nuestro catálogo de motos transformadas y personalizadas para clientes de diferentes nacionalidades: España, Italia y Francia.

¿De dónde viene el Dirt Track?

El origen del Dirt Track se remonta a principios del siglo XX en Estados Unidos. En un principio estas carreras se llevaban a cabo sobre óvalos de madera con una inclinación de hasta 45º. En ese entonces se conocía por el nombre de Board Track y se corría con bicicletas. Al introducir la velocidad y el motor, estas carreras se convirtieron en extraordinarios espectáculos pero con un riesgo igual de grande. La inclinación de las rampas hacía que los pilotos volcasen hacia el interior de la pista, haciendo imposible la evacuación de los mismos en caso de accidente. Para intentar reducir los problemas de seguridad, se decidió trasladar estas carreras a recintos de tierra pero manteniendo la forma ovalada de la pista.

Así comenzaba una de las disciplinas con mayor presencia en Norteamérica y que, posteriormente, comenzaría a expandirse por el resto del mundo. En España, hemos disfrutado del superprestigio Dirt Track durante cuatro años y del que Marc Márquez ha sido la estrella del cartel por tres ediciones consecutivas. En 1929 se disputó en España la primera carrera Dirt Track Barcelona, en el Estadio de Montjuïc donde participaron solo pilotos británicos. Por otro lado, las carreras de Dirt Track Madrid se disputaban en el Estadio Metropolitano, antiguo campo del Atlético de Madrid.
 

Dirt Track moto: características

Las motos dirt track poseen un carácter más todoterreno y unas líneas más agresivas en su composición. Su diseño está enfocado hacia terrenos fuera del asfalto, haciendo que este estilo sea uno de los más exigidos por aquellos que buscan una moto transgresora y pensada para la acción. A pesar de ser un estilo relativamente nuevo, nos gusta apostar por los diseños con carácter y teníamos que hacerle un hueco entre nuestras transformaciones de motos Triumph.
 

«Se requiere de un nivel extra de riesgo, apostando por una marcada personalidad en la elección del conjunto de piezas que conformarán la moto».

 

A grandes rasgos, podríamos decir que las motos de este estilo poseen un estilo más minimalista al carecer de cúpula, guardabarros delanteros o carenados laterales. La ausencia de estas partes tiene como objetivo lograr una forma lo más aerodinámica posible para aumentar la velocidad durante la competición. También podemos destacar la inclusión de los protectores de las horquillas, en el lugar del guardabarros frontal. Y si hablamos de los neumaticos dirt track, suele ser común emplear cubiertas con dibujo de lluvia y llantas de 19 pulgadas.

 

¿Cómo conseguir una Dirt Track?

Para saber cómo hacer una Dirt Track, se debe tener muy en cuenta el carácter tan personal de los accesorios para dirt track moto. Estamos ante un estilo heredado de la corriente más pura de la competición de las carreras de derrape en tierra, por lo que nos encontramos ante unos diseños muy alejados de cualquier canon clásico de otros estilos. Para conseguir una transformación de esta vertiente se requiere de un nivel extra de riesgo, apostando por una marcada personalidad en la elección del conjunto de piezas que conformarán la moto.

Todo esto ha llevado a la creación de unas piezas más radicales dentro de nuestro catálogo, tales como la máscara frontal de estilo Dirt Track o el colín dirt track que fue estrenado por primera vez junto a Moto Veloz. Apostamos por este estilo desde que comenzamos a diseñar accesorios y, actualmente, se tratan de piezas muy demandadas por aquellos que buscan una transformación distinta para aplicar en sus motos.