Moto Veloz Motorcycle

Una moto dirt track diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Moto Veloz

Moto Veloz, la cuarta moto a modificar por nuestro equipo, vino inspirada por cierto juguete de la década de los 80 llamado de la misma forma, el cual consistía en una réplica (bastante detallada para ser un juguete) de una Harley de acrobacias y una simple rampa de cartón.

Este juguete, inspirado en la moto Dirt Track del famoso acróbata Evel Knievel, se ha convertido hoy en día, como tantos otros juguetes de los 70 y 80, en una valorada pieza de colección.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

En Tamarit pensamos que cada una de nuestras motos tiene una personalidad única, acorde con la del cliente, de tal forma que mantenemos ciertas charlas para saber más de él y poder afinar en el diseño. Rafa, el feliz dueño de Moto Veloz, se caracterizó por ser una persona que rompía con cualquier molde por su fuerza y carácter. Esto inspiró a realizar, en su Triumph Bonneville, una moto que se saliera de los cánones habituales.

«En Tamarit pensamos que cada una de nuestras motos tiene una personalidad única, acorde con la del cliente».

Para salir de lo convencional, se decidió optar por un concepto Dirt Track, disciplina de motociclismo que consiste en circular a toda velocidad por un óvalo de tierra realizando una trazada prácticamente en pleno derrape.

Quiero una moto Tamarit.

Se diseñó un asiento desde 0 al que se nombró como“Dirt Track”, inspirado por el estilo clásico de competición. A pesar de llevar unos neumáticos mixtos de la marca Mitas, obviamente la moto no fue concebida para ser metida en una pista y empezar derrapar, sino que la idea del cliente es utilizar la moto en el día a día, para ir a trabajar o hacer una salida de fin de semana.

Tamarit Motorcycles venía de hacer una moto tipo Scrambler (Super López), y fue este proyecto previo el que inspiró a nuestro equipo para crear unos nuevos escapes para las Triumph neoclásicas, los escapes “Papillon”. Una pieza radical y atrevida, que a pesar de no ser una pieza muy cómoda para un uso a diario, no deja de ser una de nuestras piezas más vendidas hoy en día dado su espectacular diseño.

La normativa de homologación es algo con lo que Tamarit siempre tiene que lidiar a favor del interés de nuestros clientes, por lo que en la parte frontal no se quiso eliminar la parte del faro, así que se instaló un faro más pequeño y unos intermitentes reducidos respecto a los de casa. Para los guardabarros, se instaló el ya omnipresente guardabarros delantero “Little Bastard”, creado en las primeras transformaciones de Tamarit. En la parte trasera, además de nuestro conseguido asiento Dirt Track, se incluyeron piezas como el cubrecadenas en acero inoxidable y los intermitentes de dimensiones más reducidas.

Al cubrir los escapes “Papillon” toda la parte lateral derecha de la moto, una de las piezas que también se introdujo a modo de novedad fue el dorsal cuadrado personalizado, pieza de éxito a la que ya se recurrió (con forma ovalada) en motos anteriores de Tamarit: Thruxt8n y Dalua.

Quiero una moto Tamarit.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.