Santa María Motorcycle

Una moto estilo scrambler diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Santa María

El caso de Santa María, vino motivado por otra de las hijas de Tamarit Motorcycles : Pegaso.

Daniel se enamoró de esta moto y quiso simplemente que le hiciéramos una moto igual pero Tamarit Motorcycles se caracteriza por no hacer una moto igual a otra, cada cliente se lleva la satisfacción de tener una moto única y especial.

Es por ello por lo que la respuesta inicial a Daniel fue un no, que lo sentíamos mucho pero no podíamos copiar motos ya entregadas a los clientes, y que el proyecto tendría que partir de 0, desde un nuevo diseño único.

Afortunadamente, Daniel entendió esta postura y accedió a un nuevo diseño, si bien estaba basado en algunas líneas básicas de la moto Pegaso, hubieron posteriormente muchos detalles diferentes que dotaron la moto de una personalidad única. La moto resultante fue una estilosa scrambler de dos plazas, apta para situaciones tan dispares como una excursión por el campo o una salida nocturna para dos por la ciudad.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Es esta versatilidad la clave que hizo incluir varios detalles propios de cada entorno, tales como el elegante tapizado camel, los detalles de la pintura, la inclusión de piezas de disciplinas puramente off road como los manillares o lo neumáticos. Daniel se presentó en los dominios de Tamarit con una Triumph Bonneville del 2014, completamente de fábrica y lista para ser modificada. La gama Bonneville de Triumph es posiblemente la que más se haya trabajado en el taller, con lo que el abanico de piezas compatibles era más que amplio.

«La moto resultante fue una estilosa scrambler de dos plazas, apta para situaciones tan dispares como una excursión por el campo o una salida nocturna para dos por la ciudad».

Quiero una moto Tamarit.

Además de recolocar el clausor de arranque, se cambió el faro delantero por uno más pequeño y se sustituyó el cuentakilómetros por uno de menor tamaño. Otros complementos a colocar fueron los intermitentes en negro, el guardabarros, la clásica cinta anticalórica de los escapes, amortiguación, puños y los espejos.

Por otro lado, los flancos de la moto fueron personalizados con una tapa lateral perforada en el lado derecho y con el dorsal cuadrado personalizado en el izquierdo. El acero hizo acto de presencia en este proyecto a través de nuestro cubrecadenas satinado y los escapes. Como novedad, para Santa María se creó un nuevo cubrecarter más agresivo y voluminoso.

Quiero una moto Tamarit.

Finalmente, respecto al trabajo de pintura, se apostó el combinar un tono azul índigo con una base en gris plata y blanco, con un resultado muy refinado y original. Otras partes que se pintaron fueron las llantas y las tapas del balancín en blanco, dando un toque muy elegante al combinar perfectamente con los tapizados en color camel de asiento y puños.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto