La Virgen Motorcycle

Una moto brat style diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

 

Historia de La Virgen

A mediados de junio, uno de nuestros clientes y sin embargo amigo, Alfonso, se pasó por nuestros dominios para tomar el delicioso café que servimos en nuestro bar y comentarnos un curioso episodio que le había pasado, poniéndole en una incómoda coyuntura.

Alfonso era cliente de Tamarit desde hacía tiempo, y entró en ese selecto club cuyos miembros son homenajeados en nuestro muro de honor cuando nos encargó el séptimo proyecto de Tamarit Motorcycles, Alfa 88, una preciosa Triumph Bonneville estilo Café Racer en blanco, equipada con prácticamente toda la gama de piezas de Tamarit.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Durante una tarde, disfrutando Alfonso de un paseo con su chica conduciendo su Bonneville, decidieron parar en un bar de playa en Torrevieja, uno de esos bares en los cuales por un momento no sabes si estás viviendo en España o en otras latitudes, ya que de repente dejas de escuchar tu idioma y eres el único español consumiendo en el establecimiento. Una vez acabado el refrigerio, para sorpresa de Alfonso, en el aparcamiento había dos caballeros de procedencia rusa esperándoles junto a Alfa 88. Pese a lo chocante de la situación inicial, los rusos, lejos de buscar problemas, querían adquirir la motocicleta de Alfonso in situ, tal es el poder de persuasión de las creaciones de Tamarit Motorcycles.

Quiero una moto Tamarit.

Alfonso inicialmente declinó la propuesta de los caballeros, diciendo educadamente que la motocicleta no estaba en venta, pero por lo visto estos señores eran del tipo de no aceptar un no por respuesta, con lo que lanzaron un órdago diciéndole que le pusiera un precio a la moto y que le llamara al número que aparecía en la tarjeta de contacto que le entregaba en ese preciso instante.

La duda de Alfonso giraba en torno a si vender la motocicleta y posteriormente reinvertir el dinero en hacer otra nueva desde 0, declinar la oferta o dedicar el dinero a otros asuntos. Sin atender al valor sentimental, las cuentas por parte de Tamarit estaban claras: si vendía la moto por esa cifra le estaría ganando un enorme porcentaje respecto a su valor.

Al cabo de unos días, Alfonso apareció de nuevo por Tamarit Motorcycles, esta vez con la decisión tomada y con las palabras mágicas para nosotros : “Chicos, empezamos el proyecto #18 “.

El ser humano rara vez está contento con lo que tiene. En el caso que nos atañe, cuando tienes una café racer te gustaría tener una scrambler, y cuando tienes una scrambler te gustaría tener una Café Racer. En este caso, más que una Scrambler, se optó por una Brat Style, de configuración principalmente orientada al confort y a su uso diario.

«El ser humano rara vez está contento con lo que tiene. Cuando tienes una Café Racer te gustaría tener una Scrambler, y cuando tienes una Scrambler te gustaría tener una Café».

La moto elegida para realizar el proyecto sería, al igual que Alfa 88, una Triumph Bonneville, aunque de fabricación posterior y ligeramente más potente.

Quiero una moto Tamarit.

Al igual que Alfa 88, el color blanco debía ser predominante por encima del resto. Una vez presentados los diseños y elegido el que más le convenció , la moto entró al taller de Tamarit y los trabajos para la moto que se conocería como “La Virgen” dieron comienzo.

Como se ha dicho anteriormente, para La Virgen primó sobre todo el confort del propietario a la hora de conducirla, con lo que se optó por un manillar plano y muy ancho, para  conseguir una conducción cómoda y urbana. En los extremos de dicho manillar se colocarían los retrovisores circulares.

«Todo el diseño en conjunto dio lugar a una moto diferente, fresca y agradable a la vista».

Para finalizar el proyecto, el papel de completar el puzzle corrió a cargo del escape Bocanegra, pieza de sobra conocida hoy en día por su aspecto artesano, rugido y comodidad, y del dorsal ovalado personalizado, en el cual Alfonso pidió que se mostrara un triple 7.

La Virgen sería la primera moto en incorporar la técnica del decapado con radial de la pintura para dejar el aspecto del acero en el depósito de combustible, técnica que se repetiría también con éxito en otros proyectos posteriores como Black Moustache o Brisa. Pese a que la técnica pueda sonar inicialmente rudimentaria o brusca, este acabado tras el lacado correspondiente da un aspecto único y espectacular.

Todo el diseño en conjunto dio lugar a una moto diferente, fresca y agradable a la vista, la cual sin duda, en caso de que Alfonso siga frecuentando ciertos locales, ocasionará de nuevo ciertas intentonas de compra compulsiva por parte gente acaudalada.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.