Dakota Motorcycles

Una moto cafe racer diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Dakota

Más de un año ha tenido que pasar para que en el taller de Tamarit Motorcycles pudiésemos volver a tener el honor de poder hacer un proyecto basado en la joya de la corona del catálogo de Triumph Neoclásicas.Cuando Triumph renovó toda su gama pasando de refrigeración por aire a refrigeración por líquido hubo un modelo que sin duda destacó por encima del resto: la Thruxton 1200R es el modelo neoclásico más deportivo hecho hasta la fecha por Triumph, la tope de gama de las Thruxton y sin duda uno de los que más ganas tenía Tamarit Motorcycles de trabajar, siendo el temido proyecto SOMBRA una de nuestras creaciones más queridas y sonadas.

Como hemos dicho al principio, más de un año después de que Sombra saliera por el garaje, se puso en contacto con nosotros Ramiro, un cliente al que previamente ya le habíamos mandado algunas piezas a Estados Unidos.

Para nuestra sorpresa, este cliente, aunque residía en Nueva York, era español de nacimiento y había residido en Madrid gran parte de su vida. Ramiro, tras 10 años viviendo en Nueva York (concretamente en el famoso edificio Dakota, junto a Central Park y donde vivió Lennon hasta su muerte), ha cambiado recientemente de residencia y ha vuelto a España para quedarse, con lo que contactó con nosotros de nuevo y nos comentó de instalar nosotros mismos las piezas que nos había comprado en su Triumph Thruxton 1200R, la cual estaba de camino desde tierras americanas.

Ramiro aprovechó también la conversación para comprarnos alguna pieza más y comentarnos que quería darle un cambio a su moto Silver Ice. Además, quería ver si Tamarit Motorcycles podría proponerle algo interesante. Obviamente, la maquinaria se puso a funcionar a todo gas y a los pocos días Ramiro tuvo en su mesa nuestra propuesta completa.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Ramiro quedó impresionado por el aspecto del proyecto aún siendo un boceto en papel, y enseguida aceptó la propuesta inmediatamente. Esta se realizaría teniendo como punto de partida el proyecto Sombra, aunque finalmente luego resultaría en una motocicleta completamente distinta. Un episodio muy común en Tamarit Motorcycles, cuando el cliente queda infatuado por un proyecto previo de Tamarit, y desea esa moto “cueste lo que cueste”. La respuesta de Tamarit, por desgracia, siempre ha sido “categóricamente no”, ya que como muchos sabréis, sobretodo si habéis leído historias anteriores, es que Tamarit Motorcycles contrae un compromiso no escrito de exclusividad con el cliente que decide llevar a cabo un proyecto con nosotros. En otras palabras, jamás firmaremos dos proyectos iguales, cada creación de Tamarit Motorcycles es única e irrepetible.

Quiero una moto Tamarit.

 

«Tamarit Motorcycles contrae un compromiso no escrito de exclusividad con el cliente jamás firmaremos dos proyectos iguales, cada creación de Tamarit Motorcycles es única e irrepetible».

 

Fue el mismo equipo de Tamarit el que se personó en tierras madrileñas para cerrar el acuerdo y de paso traerse a Levante la Thruxton R en el remolque y que entrase finalmente en nuestro taller.

Lo primero en un cambio radical en la parte trasera mediante la inclusión del kit de eliminación y el colín “Mónaco”, deshaciéndonos del enorme guardabarros que lleva de fábrica. Esta parte trasera también se ve complementada con los escapes Tamarit para la nueva gama Thruxton, los “Apolo”, hechos en acero inoxidable y aluminio mecanizado, y en esta ocasión la potencia sí importa ya que cabe mencionar que se anuló el catalizador y lo sustituimos por nuestra pieza off-road.

Otras piezas que también consiguen con creces ese look agresivo son las tapas laterales, el guardabarros delantero más corto que el de casa y sobre todo nuestro quilla de nueva generación, la cual, al igual que en el proyecto Sombra, aporta personalidad. A todas las piezas de fibra hay que añadir que la moto venía con el carenado Triumph incluido, con lo que las posibilidades de diseño y pintura eran variadas e interesantes cuanto menos.

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.

Se decidió pintar motor y llantas de un riguroso negro satinado, y el depósito y fibra de cromo, si bien no es un cromado efecto espejo sino turbio, como se puede comprobar en las fotos. Se trata de una pintura estilo vintage, con unas franjas de color rojo que cruzan toda la moto desde el colín hasta la cúpula, inspirada por los coches de carreras de los años 60.

 

«Se trata de una pintura estilo vintage, con unas franjas de color rojo que cruzan toda la moto desde el colín hasta la cúpula, inspirada por los coches de carreras de los años 60».

 

Ardemos de ganas de volver a Madrid con una moto completamente distinta a la que nos trajimos y sobre todo, de ver la cara de Ramiro cuando levante el velo que cubre su espectacular Thruxton 1200 R.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.