Husky Motorcycles

Una moto scrambler diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Husky

En un mundo donde cada vez la distancias se acortan más gracias a la tecnología y la comunicación instantánea, hasta diseñar un proyecto de moto sin verse las caras es posible. El proyecto Husky, que marca el número 44 en las muescas del ya largo rifle de Tamarit Motorcycles, pasará a la historia como el primer proyecto que se realizó de principio a fin sin que cliente ni ningún miembro del equipo de Tamarit estuviera en la misma sala y sin embargo, podemos decir tranquilamente que ha sido el cliente con el que mejor sintonía hemos tenido, ya que Tamarit donde puso el ojo, puso el dardo en la diana del cliente : 1 diseño, 1 propuesta, y al taller.

Huelga decir de primeras que agradecemos a Rafael toda la confianza depositada en nosotros a lo largo de las semanas que duró el desarrollo del proyecto cuyos detalles leerás a continuación. Rafael contacta con Tamarit a principios de invierno del año pasado, aunque la concepción de “invierno” difiera sustancialmente de cliente a empresa, ya que Rafael está afincado en las famosas Islas Afortunadas, que no son otras que nuestras elíseas Islas Canarias. Esta circunstancia ya dejaba claro que el proyecto sería entregado a distancia y que habría que concertar una serie de transportes similares a cuando hemos mandado motocicletas acabadas para fronteras no alcanzables por carretera

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Como decíamos al principio, Husky fue una diana en el primer disparo. Apasionados de las motos clásicas, los miembros del equipo de Tamarit solo les bastó un boceto y las ideas principales para obtener el “sí quiero” por parte de Rafael, todo un logro para un proyecto que solo empezaba con una moto por restaurar y la idea inicial del concepto que quería el cliente. El resultado fue una Triumph Scrambler puro años 70 en claro homenaje a la mítica Husqvarna de Steve McQueen, con el motor totalmente en negro y las llantas cromadas. Los guardabarros traseros y delanteros se hicieron de aluminio y se incluyó siguiendo la filosofía scrambler un escape por arriba. Como no, lo más destacable tal vez de la motocicleta sean sus dorsales de carrera en amarillo, y su precioso depósito en rojo vivo, acabado aluminio y blanco.

Quiero una moto Tamarit.

La parte del asiento haríamos como ya hicimos anteriormente con el proyecto Hidalgo un asiento en dos piezas, con su matrícula flotante que nos recuerda a nuestras motos de la niñez: las Montesas, Ossas, Roas… etc. El resultado de este asiento nos tiene enamorados tanto al equipo de Tamarit como a los clientes que nos solicitan dicho asiento, el cual al ser de momento de fabricación totalmente eventual y a medida, no podemos producir artesanalmente de continuo.

Mención aparte merece el sistema de escape, el cual sería proporcionado por renombrada casa de escapes ZARD, concretamente el modelo perteneciente a la línea Gold. Otras partes importadas que vendrían de perlas a esta dura Triumph scrambler serían unos amortiguadores de la casa Ya, el manillar tipo cross de la casa Renthal y como no podía ser de otra forma, los neumáticos serían los Continental TKC80, la elección mas obvia para una motocicleta de esta determinada tesitura.

Ficha técnica de Husky:

  • Modelo: Scrambler carb
  • Año: 2007
  • Fabricante: Triumph
  • Cilindrada: 865 cc
  • Escape: Zard
  • Faro: Frontal Cross Classic
  • Mini velocímetro: Cuentakilómetros carburación Kosso
  • Puños: Bitwell
  • Asiento: Custom
  • Neumáticos: Continental TkC 80
  • Triumph parts – Tamarit Motorcycles: Grand Bastard, cubrecarter Hummer, estriberas, cubrecadenas, dorsal ovalado.
  • Diseño y Pintura: Tamarit Motorcycles

Presentación de Husky

Una de las partes mas esperadas del desarollo de nuestros proyectos es la fiesta de presentación, donde el cliente, rodeado y apoyado por toda la comunidad moter clásica de la zona, levanta el velo que cubre su moto por primera vez. Nuestro showroom suele ser el lugar habitual donde se desarollan estos eventos.

El proyecto Husky, como ya habrás leído, siempre se caracterizó por la peculiaridad de que el cliente siempre estuvo a una distancia considerable de los dominios de Tamarit Motorcycles, con lo que la presentación no llegó a celebrarse por motivos obvios..

Nos duele mucho no haber podido ver la cara de sorpresa de Rafael al ver su moto por primera vez, pero consideramos justo que sea el cliente el primero que vea su motocicleta bajo los focos.

Quiero un presupuesto

Las piezas Tamarit que sin duda mas destacan son el habitual guardabarros delantero “Grand Bastard” y el cubrecarter “Hummer”, siempre presentes en este tipo de conceptos. La moto se vio completada con otros elementos como las estriberas de aluminio y el cubrecadenas de acero inoxidable, los cuales darían personalidad a la parte trasera.

Pero hablando de personalidad, sin duda es la parte delantera la que se lleva la palma, ya que pudimos adaptar un frontal clásico de cross en el faro con su rejilla y todo, parte por la cual no han dejado de preguntar desde que la moto asomó por redes sociales y demás medios.

Quiero una moto Tamarit.

Una moto Triumph con mucha personalidad, y cuyo resultado final nos encanta. Tiene la capacidad de trasladarte realmente a los años 70. Solo habrá que esperar ver la cara de Rafael, que seguro le gusta el resultado tanto como a nosotros, aunque nos tendremos que imaginar su cara ya que en este caso es de los pocos clientes que hemos tenido y no hemos podido tener el gusto de estrecharle la mano justo antes de presentarle la moto de sus sueños. Solo queda el consuelo de que mientras escribimos estas lineas, Husky va de camino a las Islas Afortunadas.</p

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.