Infected Motorcycle

Una moto cafe racer diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Infected

A principios del año 2019, Tamarit Motorcycles recibió un email de alguien que tenía un pequeño problema con la configuración de su motocicleta Triumph. David, el dueño de la flamante Thruxton 1200 R que más tarde se convertiría en el proyecto número 47, vió como la comodidad a la hora de llevar la moto era un aspecto prioritario y, por ello, se decidió a modificarla con nosotros.

Así fue como David nos lanzó el guante con un nuevo reto para nuestro taller, crear una Thruxton R que fuera agresiva y diferente, pero sin perder la belleza propia de una moto Café Racer. Entre las varias novedades fuera de lo común que se incluyeron en la moto están: el carenado frontal para motos de nueva generación y el cubrecarter de acero.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

En base a unas premisas básicas pactadas con el cliente, comenzamos a proponerle a David una serie de diseños e ideas con un concepto plenamente Street para la moto y en detrimento de ese look “R”. Se perseguía conseguir algo más agresivo, pero al mismo tiempo cómodo por la configuración del manillar.

Quiero una moto Tamarit.

De forma especial, se añadieron neumáticos mixtos que al tener un perfil mucho más alto, tuvimos que desarrollar un nuevo guardabarros desde 0 para que pudiera adaptarse de forma correcta. También añadimos un carenado frontal con la rejilla y un juego de faros insertados en las defensas de la moto.

«Desde Tamarit se perseguía la idea de crear una moto con un estilo único que destaque del resto».

Desde Tamarit se perseguía la idea de crear una moto con un estilo único que destaque del resto. Con esto en mente, se añadieron detalles de uso no común en este tipo de modelo de moto pero que fueron adaptadas al milímetro para el proyecto 47. Otras piezas más habituales para Thruxton R son el cubrecadenas en acero inoxidable, los escapes de fabricación propia y nuestras piezas estrella, el colín y las tapas laterales.

Quiero una moto Tamarit.

En cuanto al color, David fue de aquellos clientes que lo tenía muy claro: la decisión era gris, o gris. Cualquiera de las variantes del gris sería válida pero la premisa principal fue que tenía que ser algo que recordara al metal, y el taller de pintura de Tamarit apostó por un gris satinado color titanio, con un gris un poco más oscuro combinado en este caso con blanco para resaltar las líneas, el rotulado de la marca y el número 13 de su colín.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.