Speedster Motorcycle

Una moto custom diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Speedster

Una de las frases que posiblemente más se repitan en estas historias acerca de nuestros proyectos personalizados es: Toda moto acaba trayendo una nueva de la mano. A fin de cuentas, al igual que pasa en muchas otras ocasiones en el refranero y demás sabiduría popular, es cierto todo lo dicho en los dichos, valga la redundancia. La moto que acabó trayendo de la mano a la impresionante SPEEDSTER, no es otra que la no menos agradable BELHARRA.

Tal y como se contó en el relato del proyecto Belharra, durante la primavera del pasado año se personaron dos caballeros de Francia en nuestras oficinas interesados por nuestro trabajo y los proyectos que habían en danza en ese momento. Nos encantó pasar parte de la mañana con Christophe y Gerard conversando y contando anécdotas de nuestras épocas pasadas, en las cuales las motos siempre han sido protagonistas igualmente.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Christophe, el cual comentó que una amigo suyo (Alexandre, futuro dueño de Belharra) estaba interesado en un proyecto de motos Triumph Tamarit, también vaticino que dentro de un tiempo eventualmente también entraría a formar parte de la familia de Tamarit Motorcycles. Al cabo de un tiempo, apareció en nuestra red de mercado una buen oportunidad en forma de una Bonneville Black de carburación, Christophe no dudo un segundo y dijo que esa era la siguiente moto de Tamarit Motorcycles. Y como dirían los compatriotas de esta gente, chapeau!

Christophe volvió a pisar el cuartel general de Tamarit Motorcycles a principios de Diciembre, pero no tenía claro el concepto que quería para su futura moto, ya que ya tenía una Brat Style de otro constructor nacional y por lo tanto se descartó ese estilo. Por suerte, era la víspera de una fiesta de presentación, y teníamos en nuestro showroom presentes nada menos que que RUBY e HIDALGO, dos de las motos mas bonitas e impactantes que hemos hecho hasta ahora.

Quiero una moto Tamarit.

Ficha técnica de Speedster:

  • Modelo: Bonneville
  • Año: 2005
  • Fabricante: Triumph
  • Cilindrada: 800 cc
  • Escapes: Speedster
  • Faro: Faro origen
  • Mini velocímetro: Motogadget Tiny
  • Puños: Biltwell
  • Asiento: Custom
  • Neumáticos: Classic Victory
  • Manillar: Drac
  • Tamarit Motorcycles: Dorsales custom, Cubrecadenas, Cubercarter Hummer, guardabarros custom, intermitentes motogadget, manetas kustom tech, retrovisores de puño.
  • Diseño y Pintura: Tamarit Motorcycles

Ligeramente abrumado por los proyectos, el equipo de Tamarit Motorcycles sugirió a Christophe algo completamente distinto a lo que habíamos presentado hasta ahora, y desde luego nada que ver con lo que estaba de moda en la escena del momento de customizaciones de motos, una flat track, la cual en base al concepto podría aunar diferentes elementos de todos los estilos posibles.

Y el resultado sin duda fue brutal, claramente uno de esos proyectos de Triumph Bonneville que definimos como top, y realmente nos apasiona. Muchas veces es vedad que se acaba haciendo lo que el cliente quiere y no siempre casa con como lo habría hecho el equipo, pero esta vez, tanto cliente como empresa quedaron entusiasmados con el resultado final.

Quiero una moto Tamarit.

Cuando el proyecto empezó a andar, lo primero que teníamos que conseguir era bajar la altura de la moto, con lo que el amortiguador trasero de redujo hasta en 6 centímetros, de la misma forma que las horquillas delanteras se cortaron otros 6 centímetros. Otro elemento a destacar de esta Triumph Bonneville son los neumáticos, unos Victory Classic que empiezan a ser ya de recurrente aparición en nuestros proyectos, caracterizados por su tamaño enorme, con un perfil más grande y con sus llantas pintadas en negro le darían un volumen total a la parte de las ruedas.

En cuanto a la parte trasera se optó por dos asientos separados, el del piloto, un asiento tipo old school y el trasero minúsculo módulo sobre un guardabarros trasero que adaptamos a la moto, con cierta inclinación como las flat track antiguas.

El chasis se corto al máximo físicamente permitido, hasta que no sobrepasara el eje de la rueda trasera y se adaptó una curva al final del mismo. En dicha curva, adaptamos el piloto trasero de led y los intermitentes traseros fueron instalados sobre el guardabarros metálico.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

Por suerte la moto estaba postulada a circular por el país vecino y podríamos geniales detalles como colocar la matrícula en un lado, de tal forma que dejaríamos el neumático trasero totalmente fuera de la moto para que se pudiera apreciar mejor. En cuanto a los dos dorsales laterales, fue pura inspiración del momento y se decidieron sobre la marcha, en pleno transcurso de fabricación del proyecto en si , estos acabarían abrazando a los dos filtros K&N que llevaba la moto, con dos sesenta y nueves pintados (el año de nacimiento del amigo Christophe).

Los escapes fueron hechos artesanalmente por Tamarit Motorcycles, ya que todo los que ofrecimos a Christophe no le convencía, y el resultado solo hay que verlo, completamente fuera de serie y literalmente hechos a medida para esta espectacular moto.

Un cuentakilómetros motogadget sería insertado en el faro nuestra rejilla y como no , teniendo en cuenta que la moto iría a Francia le instalaríamos un faro amarillo, un manillar drac de bitwell, piñas e intermitentes motogadget y manetas de control de KustomTech, conformando así todo el equipamiento que llevaría la parte delantera de nuestra moto .

Nos faltaba el color con el que dotar a la moto y tal y como dijo Christophe, que siga faltando. El cliente decidió no pintar la moto y hacer toda la carrocería en metal así que dejaríamos el color del hierro tratado después de lijar y pulir varias veces, y ya más tarde se le aplicarían varios baños de laca mate para no tener problemas en el futuro y solo hay que ver el resultado, simplemente espectacular. El hecho de que el proyecto fuera destinado a Francia fue una certera arma de doble filo, por un lado nos encantó poder hacer un proyecto sin restricciones de homologación, pero por otro lado nos dolió mucho saber que sería muy difícil volver a ver a SPEEDSTER con nuestros propios ojos, uno de los proyectos que automaticamente salta al podio Top de proyectos de Tamarit de siempre.

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.