The Son Motorcycle

Una moto cafe racer diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de The Son

En el año 2015, uno de los pedidos que recibimos por la web, se convertiría en algo especial. Tras hacer varias compras con nosotros, llamadas telefónicas y alguna visita que nos hizo; surgió una pequeña amistad con Eduardo.

Meses después, en una de esas visitas que nos solía hacer, nos preguntó por la última moto transformada hasta el momento por Tamarit motorcycles. Le surgió la inquietud de querer algo más en su moto, una Thruxton del 2010 inyección, literalmente se había enamorado de MR KEVIN.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

En primer lugar, presentamos al cliente un presupuesto de lo que sería la transformación de la moto, una vez aprobado, empezamos a pulir las líneas y colores que formarían el proyecto. Una de las cosas que nos pidió Eduardo, fue que a pesar de ser una Thruxton 900cc, quería sustituir el manillar por unos semimanillares, era consciente de que iba a perder comodidad pero decía que ”una café racer sin semimanillares no es una café racer”.

Quiero una moto Tamarit.

Entre las piezas que se incluyeron para realizar la transformación están: cubrecarter, escapes, quilla, guardabarros cortos, el carenado MR Kevin, espejos, cuentakilómetros, rejilla,  cinta anticalórica y reubicación del bombín de arranque.

Quiero una moto Tamarit.

Nuestro cliente quería conseguir un concepto sobrio y algo clásico, por lo que fiel a su estilo optó por elegir un color gris brillo en combinación con negro brillo y una bonita historia en su tapa lateral que dice: RIDE CAREFULLY BECAUSE YOUR SON IS WAITING FOR YOU. Durante el proceso, Eduardo nos contó que en cinco meses sería papá y evidentemente después de la noticia que nos contó, el nombre de la moto no podría ser otro que “THE SON”.

«Nuestro cliente optó por una bonita historia en su tapa lateral que dice: RIDE CAREFULLY BECAUSE YOUR SON IS WAITING FOR YOU».

En esas fechas, no contábamos con nuestras instalaciones actuales, así que no podíamos hacer nuestra presentación habitual  pero si queríamos darle una sorpresa, así que decidimos que estuviese de viaje para poder llevarle la moto e introducirla en su oficina, por supuesto con la complicidad de su hermana. Una lástima no poder ver la cara de Edu en el primer momento que se reencontró con su moto.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto
Quiero una moto Tamarit.
Quiero una moto Tamarit.