Pegaso Motorcycle

Una moto scrambler diseñada y transformada por Tamarit Motorcycles.

 

Historia de Pegaso

Pegaso es una moto cuya historia es de esas que deja huella en cualquier lugar de trabajo, es recordada como una anécdota curiosa y descabellada cuanto menos.

Al inicio de esta historia, Tamarit Motorcycles ya había modificado varias Triumph neoclásicas, las cuales estaban ejerciendo un excelente reclamo comercial tanto en páginas web o blogs especializados en motocicletas neoclásicas como en las calles directamente, al ser orgullosamente conducidas por sus propietarios en sus respectivos pueblos y ciudades.

Dado su carácter único y exclusivo, como se suele decir, las motos se vendían solas.

Entre toda esta publicidad directa o indirecta, aparece un chico llamado Paul, natural de Marsella pero que estaba realizando en Elche una estancia por estudios en una universidad privada.

Paul era un enamorado de las motos neoclásicas, las cuales le hacían recordar su infancia junto a su abuelo que solía llevarle desde la ciudad a su casa de campo en una vieja y destartalada Triumph Tiger 100 de 1966.

Cada moto es única en el mundo.

Personalizaciones Triumph de la mano del cliente.

Quiero un presupuesto

Paul era asiduo de ciertos blogs en los que Tamarit Motorcycles era protagonista de vez en cuando con distintas creaciones, siendo Dalua el modelo que captó su atención por primera vez. No obstante, fue cuando la primera moto de Tamarit concepto Scrambler se publicó (Super López), que Paul se decidió a regalarse una Triumph para ser modificada por nuestro equipo. Su mayor sorpresa llegó cuando contactó con nosotros y dio la casualidad de que estábamos todos en la misma ciudad, con lo que los inicios fueron más que fluidos por ambas partes.

«De alguna forma u otra, Paul nos contagió todo ese entusiasmo por el proyecto, hasta el punto que nos inspiró para hacer un nuevo guardabarros delantero, más voluminoso y atrevido».

Siendo Paul una persona muy enérgica y apasionada de las Triumph neoclásicas, tuvo claro desde el principio lo que quería, cosa que facilitó sobremanera a la hora de configurar la modificación de la moto. Tenía claro que la moto tenía que ser un concepto Scrambler pero que también llevase elementos de otra moto, la conocida como Moto Veloz.
De alguna forma u otra, Paul nos contagió todo ese entusiasmo por el proyecto, hasta el punto que nos inspiró para hacer un nuevo guardabarros delantero, más voluminoso y atrevido que “Little Bastard”, su hermano mayor, el “Grand Bastard”. Dicha pieza combinaría los materiales ya existentes en Little Bastard pero añadiendo unos elementos en acero inoxidable en su parte superior, los cuales le dieron un aspecto espectacular.

Quiero una moto Tamarit.

No sabemos cuánto le costó y si realmente fue una transacción justa pero justo a la semana de contactar y llegar a los primeros acuerdos apareció en el taller con una Triumph Bonneville 800 del 2006 de carburación en muy buen estado, que dejó allí el mismo día para que iniciásemos los preparativos cuanto antes.

Había piezas cuya colocación era indiscutible, tales como el asiento Scrambler, el nuevo guardabarros frontal o los escapes “Papillon”, que tan buena impresión habían causado a Paul cuando los vio en las fotografías de Moto Veloz. Otras piezas que también se colocaron fueron la cruz de regulación, los puños Biltwell en negro, el cubre cadenas en acero inoxidable, unos amortiguadores marca Hagon y los intermitentes frontales y traseros fueron sustituidos por unos de dimensiones más reducidas.

Respecto al pintado de la moto tampoco había muchas dudas, Paul quería algo sobrio y poco recargado. Y si era posible, que aplicáramos el anagrama de Triumph que ya había aparecido en Super López, del cual se había enamorado por su simplicidad y su look clásico. Es por ello que se realizó la combinación de una elegante base blanca con la parte superior de depósito y colín en gris, con un resultado muy ajustado a los deseos del cliente. El trabajo gráfico fue completado con la inclusión del dorsal cuadrado personalizado con el número 27, en honor a su abuelo, ya que fue el año en el que nació.

Quiero una moto Tamarit.

La entrega de la moto coincidió con el fin de la estancia de Paul en España, y ni corto ni perezoso, nos dijo que había mandado sus maletas a Francia por mensajería, y que volvería a Marsella en su nueva y flamante moto sin pisar autovía alguna, recorriendo toda la N-340, la cual discurre por todo el litoral mediterráneo hasta Francia.

«Paul nos dijo que había mandado sus maletas a Francia por mensajería, y que volvería a Marsella en su nueva y flamante moto sin pisar autovía alguna».

Nos despedimos de él y en su nuevo corcel blanco se fue volando, por lo que entre el equipo de Tamarit, esta moto es conocida como Pegaso. Jamás volvimos a saber nada más de Paul, pero apostaríamos una buena cena a que está disfrutando de su motocicleta en tierras francesas con la ilusión de un niño con juguete nuevo.

No hacemos 2 motos iguales.

¿Te animas a hacer una moto con nosotros?

Quiero un presupuesto

¿Te animas a hacer un proyecto juntos?

Quiero un presupuesto